Práctica, práctica y practica.


Llegando al final de mis cursos de fotografía de este año, me gustaría sacar unas conclusiones de los mismos:

Por lo que me parece ver en mis alumnos, lo mas engorroso es la parte de iniciacion. No tanto el hecho de aprender lo que es diafragma, obturador y sensibilidad; sino el aprender todos los botones, todos los elementos que tienen las cámaras.

Mis alumnos tienen que ser conscientes de que las cámaras son básicamente ordenadores con cierta complejidad y que solamente a través de la práctica se puede coger un manejo rápido de los botones que tienen. Hay que tener cuidado con el botón de distintos modos de enfoque, los distintos puntos de enfoque, el botón de equilibrio de blancos, el de compensación de exposición, el de congelar el foco, las distintos modos de expósito, etc.

En lo que respecta al lenguaje fotográfico propiamente dicho, tal vez lo más difícil sea el hecho de asumir que a la hora de conseguir una buena foto no basta solo con tener en cuenta una o dos cosas. Hay que tener en cuenta todos los elementos del lenguaje fotográfico que están a nuestra disposición.

Yo lo que les propongo es que vayan practicando elemento fotográfico a elemento fotográfico. Que interioricen de forma natural cada uno.

Reconozco que hasta que la mente se hace y aprende a fijarse en todos los detalles que rodean el hecho de realizar una foto, cuesta cierto tiempo y, sobre todo, mucha práctica, mucha práctica y mucha práctica.

Featured Posts
Recent Posts